5 Aspectos a considerar al construir una App Móvil


Estamos lanzando Qualimóvil, la nueva revista quincenal donde daremos pequeños tips para que puedas incorporar nuevos elementos que hagan más versátiles tus aplicaciones móviles.

En esta ocasión hablaremos sobre los aspectos a considerar al empezar un proyecto móvil.

Definiendo la idea.

La idea de una app móvil puede surgir por necesidades comerciales, personales, de juego entre muchas otras. Y el primer impulso como desarrollador, es empezar a codificar. Sin embargo vale la pena detenerse y meditar sobre el proceso, ya que no hacerlo, nos puede salir caro, en tiempo y dinero. Vamos a analizar a lo largo de este articulo puntos que nos pueden facilitar el proceso.

1. Elaborando el wireframe.

El orden en que se construye una aplicación móvil afecta su calidad, si empezamos implementando los detalles más técnicos y luego la interfaz, el resultado será una aplicación difícil de manejar. Hacerlo al revés es mejor porque pone el enfoque en el uso y después el de la implementación. Una buena forma de empezar es realizar un boceto de la aplicación.

Este boceto puede ser realizado en dos modalidades: la primera en baja o alta resolución; en el primer caso se trata de hacer un boceto en blanco y negro, que aunque puedes hacerlo a lápiz, es mejor usar herramientas como pencil o balsamic (en este link encontrarás algunos más).

Este tipo de boceto es útil para discutir funcionalidad general con el usuario final, recuerda que entre más parecido sea a la experiencia real que tendrá el usuario, más rápida será la retroalimentación y podremos evitar programar algo que realmente no se desea. En el segundo caso, una versión en alta resolución es aquella que ya tiene acabados finales, sombras, gradientes, tipos de letra, generalmente se hace (y debe hacerse) con los diseñadores gráficos, ésta es útil para obtener retroalimentación en una fase más adelantada del desarrollo y verificar cuestiones como la imagen comercial o la usabilidad

2. Elaborando un prototipo vivo.

Una vez que se tiene el wireframing, es muy importante que se genere un “cascarón” de la app, es decir que se construya la aplicación pero solo la navegación, simulando si es posible, los tiempos en que se realizan los procesos importantes de la app como la carga de información,  hacer este cascarón permitirá que los que usen la aplicación puedan verificar si su objetivo de negocio es el adecuado.

Visto desde la perspectiva de proveedor puede parecer un riesgo hacer el prototipo y liberarlo a los usuarios muestra, porque da pie a que se quiera cambiar los alcances de la aplicación, sin embargo, ésta es una perspectiva errónea ya que no hacerlo, nos expone a que cuando se libere la app, no cumpla con las expectativas que se tienen de ella, lo que llevará a cambios en las partes finales del desarrollo, donde puede salir mucho más caro. Aunque es importante llevar las cosas por escrito para no tener malentendidos.

En plataformas como iOS es un poco más sencillo hacer este tipo de prototipos ya que se realiza de manera visual mientras que en Android es necesario programarlo.

3. Pruebas unitarias al principio.

Probar siempre ha sido una tarea tediosa pero vital, inclusive, a pesar de que tengamos la disciplina de hacer pruebas, conforme crece la funcionalidad de la aplicación, realizar cambios profundos en la aplicación será más difícil de realizar.

Es ahí donde las pruebas unitarias llegan en nuestra salvación. Las pruebas unitarias nos sirven para “automatizar” las pruebas y ejecutarlas tras cada cambio. De este modo podemos verificar que la funcionalidad no se rompa en algún momento.

Sin embargo, las pruebas unitarias deben realizarse desde el principio del proyecto, inclusive antes de implementar cualquier funcionalidad, ya que permite verificar la calidad del proyecto desde el principio y de manera incremental, lo que evita que cuando estemos en las fechas límite, descuidemos la calidad.

4. Cuidando la arquitectura.

Todo desarrollo de software debe tener una arquitectura flexible y fácilmente modificable. No hay pretexto para que el entorno móvil sea una excepción. Es importante que separemos perfectamente la parte visual de las tareas de negocio, así como el manejo de bases de datos o el de conectividad a servidores. Esto permitirá reutilizar código, inclusive en otros proyectos y facilitará que otros programadores puedan mantener la aplicación.

5. Administrando adecuadamente el manejo de errores.

Cuando construimos una app, podemos tener circunstancias que alteren el curso de la aplicación, problemas de conectividad, de falta de memoria, falta de almacenamiento y es muy común que por cierta negligencia se decida darle un tratamiento en que el usuario recibe mensajes extraños o que la aplicación se muera. En el desarrollo móvil no hay segundas oportunidades, es esencial que la app maneje de manera adecuada estas eventualidades, ya que no hacerlo, afecta la usabilidad y garantiza que nuestro usuario pierda la confianza en la aplicación.

Ciertamente hay muchos puntos importantes a realizar al construir una app, en este artículo hemos resumido algunos que consideramos pueden serte útiles.

Si deseas enviarnos comentarios o temas que quieres que toquemos no dudes en escribirnos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *